¿Por qué hay que limpiar las chimeneas?

La combustión de los materiales produce residuos que se van depositando en las chimeneas, y que son necesarios eliminar cada cierto tiempo para garantizar un correcto funcionamiento de los equipos, así como para evitar posibles riesgos por incendios de la chimenea o revocos de gases peligrosos hacia el interior de la vivienda.
La limpieza es recomendable para todo tipo de combustibles, pero se hace estrictamente necesaria y periódica en el caso de los combustibles sólidos, carbón, leña, pellets etc.